Si usted de a poco se va sumergiendo en el mundo de la fotografía, sabrá que nunca se deja de aprender. Si piensa que ya ha aprendido todo, déjeme decirle que usted está en problemas.

Siempre hay algo nuevo: puntos de vistas, técnicas, autores, accesorios, tecnología, y la lista interminable de etcéteras.

Mi sugerencia es, que si usted está decidido a enriquecer su mirada, aprenda, aprenda, aprenda.

NO hay excusas para no hacerlo. Si usted quiere, tiene mil posibilidades de aprender. Depende de que tan curioso uno sea (ya lo habíamos hablado en el posteo de CURIOSIDAD E INSPIRACIÓN)

Encuentro básicamente dos maneras de aprender: de manera autodidacta, o asistiendo a talleres, cursos, seminarios, etc. Todo depende de la finalidad que también tenga paranosotros la fotografía.

Hoy conversaremos de las ventajas de cada una de las modalidades de aprendizaje. Y no por ello se debe escoger entre una o la otra. Por ejemplo, en mi caso, opto por las dos modalidades, porque cada cual me educa a inspira de manera totalmente diferente.

La posibilidad del aprendizaje AUTODIDACTA es que se aprende sólo lo que a uno le llama la atención, se enfoca únicamente en lo que le interesa (cabe aclarar que cuando uno estudia una carrera o realiza una capacitación, también debería hacerlo sólo en lo que le interesa, pero  muchas veces puedo encontrarme con temas que no me seducen en absoluto y se vuelve una carga).

Todo comienza con la curiosidad. Cómo se podrá hacer tal toma? Qué autores me inspiran en el género por el cual me inclino? Cómo logro mejorar la iluminación en mis imágenes?

Y acá es cuestión de teoría y práctica. Puede comenzar leyendo. Lea todo lo que le interese, pero NUNCA se olvide de ponerlo en práctica. Con la lectura sola no hacemos nada. Tampoco uno debiera de querer aprenderlo TODO YA. Todo tiene un proceso para incorporar esas conocimientos. Muchas veces, en el apuro por ser “mejores” dejamos de disfrutar el proceso y nos abarrotamos de conocimientos que nunca llevamos a la práctica, y tampoco sirve. Escalón a escalón. Cuando lo haya aprendido, o crea que aprendió lo que necesitaba, pase al próximo, no se apresure.

Muchas veces, el autoaprendizaje comienza jugando, y pasado un tiempo se descubre que se ha aprendido mucho de este modo y que no solo sirve para pasárselo bien.

Esta forma de aprender tiene sus ventajas:

  • Fomenta la curiosidad, la investigación y la autodisciplina.
  • Se aprende a resolver los problemas por uno mismo.
  • Usted determina los ritmos de aprendizaje.

En nuestros días contamos con la GRAN VENTAJA  de que TODO ESTA A NUESTRO ALCANCE. Internet tiene todo lo que buscamos. Eso es un hecho. Todo lo que usted necesite saber está en la web. Encontrará blogs de fotografía, miles de libros, de tutoriales, TODO lo que usted necesita está allí.

También recomiendo que acuda a las bibliotecas y librerías y salga un poco de frente a su pantalla. No hay nada como un libro entre las manos, sobre todos los libros de fotografías de autor, puedo asegurar que no es para nada parecido observar una imagen desde la pantalla de la pc o el celular (mucho peor) que ver, oler y tocar esas imágenes, y si es al aire libre… bueno, eso es palabra mayor. Adquirir libros de fotografía, le aseguro, es una de las mejores inversiones (admito que los mejores regalos para mí son los viajes y los libros de fotografía).

Si quisiera recomendarle TODO lo que se me viene a la cabeza, se haría muy extenso este posteo, pero… si le voy a dejar un par de recomendaciones como punto de partida, luego usted buscará por donde más le “tinque”. Obviamente, mis recomendaciones son en base a lo que conozco y a mi experiencia, hay muchos, muchos más, pero sólo puedo recomendar lo que he experimentado, no suelo tocar de oído.

Blogs de fotografía:

  • Dzoom
  • Blog del Fotógrafo
  • Xatakafoto
  • Oscar en fotos
  • Naturpixel
  • Hipertextual
  • DNG Photo Magazine
  • Espacio GAF
  • Cada día un fotógrafo
  • Cultura fotográfica

Hay muchos,  muchos más, pero estos son los blogs de los cuales me he nutrido principalmente.

En cuanto a lectura, lo que le dejo a continuación, es un enlace con más de 3000 libros de arte. Podrá encontrar de todo, no sólo de fotografía. Cabe aclarar que siempre sostengo que la fotografía se debe alimentar también de otras expresiones del arte, así que considero que esta es una buena oportunidad de descargar libros de su interés.

https://www.bloghemia.com/2018/11/historia-del-arte-3000-libros-en-pdf.html?fbclid=IwAR09uY6M4Zk8lkD_34JGGV62YpCv-I_M0lC7_2fckmwwfu6NQYnlJVKoCX4&m=1

También los tutoriales en plataforma de youtube y vimeo son más que nutritivos. Allí también podrá encontrar: clases teóricas, ejercicios prácticos, documentales, biografías de autores, lo que se le ocurra.

Como verá, el abanico de posibilidades es infinito.

Esto es lo que podemos ver en la modalidad de Autoaprendizaje. Ahora vamos a ver las ventajas en el aprendizaje constructivo.

La primer y gran ventaja en este tipo de aprendizaje, es el COMPARTIR. Cuando usted asiste a clases, comparte, construye. Comparte conocimientos, vínculos, puntos de vistas, opiniones.

Mi elección en estos años se ha basado siempre en espacios de enseñanza constructiva donde prima el intercambio de conocimientos y no una conducta verticalista, donde uno es el que enseña y el otro sólo es el que aprender, donde los papeles de alumno y profesor no existen o se intercambian continuamente. Ahí radica la riqueza, en que todos aprenden. Lo veo tanto cuando asisto a capacitaciones como cuando las brindo: SIEMPRE SE APRENDE.

A veces también nuestra inquietud radica en la materialización visible de ese aprendizaje, necesitamos la constancia escrita y añadirla a nuestra currícula para un futuro trabajo. Esta es otra ventaja de estos espacios de aprendizaje.

Usted podrá decidir qué tipo de aprendizaje necesita de acuerdo a su búsqueda, pero lo que no tiene, es excusa para decir que no puede aprender.

Un claro ejemplo para mi lo constituye el fotógrafo estadounidense Donato DiCamillo.

Nacido en Brooklyn, Nueva York, Donato Di Camillo es un hijo de tres hermanos nacidos de padres inmigrantes italianos.

Como niño, Donato sufrió problemas de conducta con la ira, pronto sería expulsado de la escuela a la edad de dieciséis años por violencia, y luego se encontraría dentro y fuera de las instituciones de conducta y las cárceles.

Irónicamente, Donato se interesó intensamente por la fotografía mientras cumplía una sentencia de prisión federal en Petersburg, MCI, Virginia. Desde su celda solía viajar a través de las páginas del National Geographic, de Time y de otras revistas, soñando con los lugares que estas publicaciones mostraban en papel estucado. «Creo que empecé a fotografiar motivado por la curiosidad hacia mí mismo más que por las personas que me rodeaban. Quería descubrir quién soy yo», explica.

En la cárcel se empapó de la técnica fotográfica a través de los tutoriales que encontraba en YouTube. Intentaba descubrir lo que había detrás de cada imagen. «En las prisiones de los Estados Unidos no tenemos el lujo de poseer una cámara. Por supuesto, no hacía fotos en la cárcel», apunta.

Fue sólo durante el arresto domiciliario cuando pudo comenzar a hacer tomas. Al principio se centró en el macro. Retrataba insectos y plantas en los alrededores de su casa, de la que no podía alejarse más de 30 metros. Después se interesó por las personas.

Continuó sus estudios, su hambre voraz por aprender. Estaba fascinado mayormente con las obras de Bruce Gilden y William Klein. La fotografía de la calle se convirtió, en sus palabras, «en algo que sentí que tenía que hacer.»

Las personas que Di Camillo fotografía son aquellos con los que se identifica.

Le dejo algunas de sus obras para que pueda apreciar.

Hoy como ejercicios práctico… sugiero… aprenda algo nuevo hoy, lo que desee. Sea curioso y dedíquese a aprender algo de lo que hasta hoy no estaba ni enterado (si leyó con atención el posteo, seguro alguito nuevo aprendimos).

Nos encontramos en un próximo posteo.


2 commentarios

Nanu · 11 julio, 2019 a las 5:58 pm

¿ En qué estoy pensado ? Que sos grosa, que tus palabras tienen LA POSTA. Así se siente… un aprendizaje constante. Cuando la fotografía pasa por las venas es una búsqueda constante. ¡¡¡No hay que dormirse!!!

    Laura · 14 julio, 2019 a las 1:00 pm

    Gracias Nanu querida!!! De eso se trata, de estar despierto siempre!
    Abrazón!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *