«Cartier-Bresson decía algo de que fotografiar es alinear la cabeza, el ojo y el corazón. La cámara es apenas una herramienta, una excusa, un amuleto que habilita el alineamiento y nos permite captar la esencia.

En Laura encontramos todo eso y más. En su fotografía hay profundidad, belleza y narrativas que se entrecruzan en resultados conmovedores. Hay alma.

Pero si no les bastara con echar un vistazo a su obra para apreciar eso, acérquense más. Lo que ven es apenas un resumen. Para entender realmente lo que pasa, para conocer realmente la sustancia, hay que ver cómo trabaja, no sólo por su cuenta, sino con los demás, facilitando(nos) acercamientos, procesos, vivencias, sensibilidades y saberes que nos vuelven carne de la obra.»

 

Aunque es un excelente escritor y fotógrafo, él dice que no prefiere las etiquetas, así que se dice «persona que hace cosas con cosas». Con Martín nos conocimos en uno de esos viajes que uno hace conociendo a alguien por internet y se lanza a la aventura para trabajar juntos. Junto a él, y sus compañeros de Taller Colectivo El Ojito, hemos transitado momentos de aprendizaje hermosisimos, brindamos taller conjuntos y nos sabemos parte de una aventura que recién está comenzando.

 

Inicio

Categorías: Sobre mi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *